Ella es María del Carmen Servín Vargas, quien en septiembre del año pasado, se quedó sin empleo, era operadora de camión y cuando vio la convocatoria del Gobierno Federal para contratar a choferes para conducir pipas de gasolinas, decidió lanzarse y aplicar para el puesto.

Comentó: ‘La vi (la convocatoria) y dije de ahí soy, me presenté cumpliendo con todos los trámites y todos los requerimientos, y afortunadamente ya estamos de este lado’.

María del Carmen es una de las cinco contratadas por Petróleos Mexicanos (Pemex) para operar un camión cisterna de más de 30 mil litros de capacidad, quedó seleccionada de las 6 mil 199 solicitudes presentadas ante el personal de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

La mujer pasó los exámenes médicos, psicológicos, de antidoping y demostró que cuenta con la capacidad de operar el camión cisterna, ante personal de Pemex.

‘Ya pasé todo, a firmar contrato y afortunadamente todo lo que es el circuito de selección lo pasamos sin ningún problema’, comentó Servín Vargas.

María del Carmen viene de una familia de transportistas. Su padre fue conductor de una pipa y ella quiso seguir sus pasos desde niña, por lo que después de varios años de enseñanza por parte de su progenitor y amigos en el manejo de camiones de carga, en 2009 obtuvo su licencia tipo E, que la acreditó para conducir unidades pesadas con materiales peligrosos, por lo que cuenta con toda la experiencia para el puesto y es una de las mujeres seleccionadas para este puesto y ya hasta firmó contrato.

Con información de Expreso.press y Msn.com